Alejandra Guzmán, un concierto de éxitos

Alejandra Guzman volvió a Guadalajara hace un par de semanas para ofrecer un concierto de sus recordados éxitos. Minutos después de las 9 de la noch

Avengers Live ahora en Guadalajara
Recibe el Teatro Degollado a “La Guelaguetza”
Luis Barragán, inspiración de arte y moda para Jacobo sin A y Violeta Franco

Alejandra Guzman volvió a Guadalajara hace un par de semanas para ofrecer un concierto de sus recordados éxitos. Minutos después de las 9 de la noche apareció en la parte superior del escenario interpretando “Un grito en la noche” mezclado con su tema “Lipstick”, mientras que en las pantallas se mostraban imágenes de labios gigantes. “Buenas noches, es un gusto estar aquí”, fueron las primeras palabras de Alejandra, con su grave voz, para continuar con el tema “Dime la verdad”. Tras este primer bloque de canciones y acercándose al público, comentó: “Wow que noche, hoy me han dado muchos regalos, de vida, de amor, de corazón, pues tengo mucha gente que me enseña aquí estoy con mi familia y mis amigos”, arrancando aplausos de los asistentes.

Escuchándose los primeros acordes de “Ven”, Alejandra y sus bailarinas iniciaron una rutina con abanicos para aderezar el tema. Más éxitos continuaron durante la noche, tales como “Míralo míralo”, “Mi peor error”, “Mala hierba”, entre otros. Dentro de su programa de temas conocidos, sorprendió con la interpretación de su nueva canción “Cariñito Corazón” a ritmo de cumbia y que grabó con Pipo Rodriguez, ex vocalista de los Angeles Azules. Y a pesar de que sus movimientos ya no reflejan la agilidad de antaño, ni su voz es tan lucida como entonces, la efusividad de la “eternamente bella” no faltó.

La cantante además integró un bloque de rock en español con canciones como “No voy en tren” de Charly García. “Oye mi amor” de Maná, y otras, concluyéndolo con temas de los 60’s como: “Rock de la cárcel”, “Pólvora” y el que fuera su canción debutó al iniciar su carrera: “La Plaga”, la que también convirtiera en éxito su papá Enrique Guzman décadas antes.

El negrito en el arroz fue la mala impresión que causó entre el público la solicitud de Alejandra a alguien de los asistentes, a salir del concierto, desconocemos que es lo que provocó esta reacción. Con escasa asistencia para la capacidad del Auditorio Telmex, las paredes de los costados del foro fueron desplazadas para acortar el espacio, de tal manera que movieron asistentes de sus lugares, los de arriba felices por bajar, los de los costados de a lado, molestos por subir. Sin embargo, el público disfrutó enormemente el show de la veterana del pop mexicano, autoproclamada reina del rock. El show concluyó con “Hacer el amor con otro” y “Reina de corazones”.

Nota: Reyna Sánchez

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: