Ciudad del Vaticano

Quizás el Vaticano no necesita presentación. El centro del catolicismo, y que abarca la Ciudad del Vaticano, el estado, así como los alrededores de lo

Roatán, Honduras
Lugares que visitar en el Cairo
¿Por qué visitar Londres?

Quizás el Vaticano no necesita presentación. El centro del catolicismo, y que abarca la Ciudad del Vaticano, el estado, así como los alrededores de los barrios romanos Vaticano, Prati, y el Monte Mario, este pequeño trozo de la ciudad está repleto de historia y obras de arte más que la mayoría de las ciudades en el mundo.

Ciudad del Vaticano (Citta del Vaticano), también incorrectamente, pero popularmente conocida como sinónimo de la Santa Sede, es el estado actual del Papa y de la existencia temporal de la sede del Papa, jefe de la Iglesia Católica en todo el mundo. Situado dentro de la ciudad de Roma en Italia, el Vaticano es el estado más pequeño del mundo. Fuera de la propia Ciudad del Vaticano, 13 edificios en Roma y en Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa, también gozan de derechos extraterritoriales.

Algo que tendrás que saber es que las camisetas sin mangas y pantalones o faldas cortas no son permitidos dentro de las fronteras del Vaticano.

Ciudad del Vaticano

La Ciudad del Vaticano es un microestado soberano europeo, el mas pequeño de Europa y además, la Nación mas pequeña del mundo, que se levanta en la ciudad Roma como último vestigio de los antiguos Estados Papales en una extensión de 44 hectáreas y con una población de alrededor de 900 habitantes y aún así es el territorio independiente más urbanizado del mundo ya que la Basílica de San Pedro y la Plaza de San Pedro ocupan un 22% de su superficie.

Su nombre proviene del Monte Vaticano, pues así se llamaba una de las colinas ubicadas al oeste del río Tíber, opuestas a las siete colinas tradicionales de Roma. En italiano la denominación completa es “Stato della Città del Vaticano”.

La Ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia Católica, con personalidad jurídica propia, quien mantiene relaciones diplomáticas con los países del resto del mundo y en cuyos organismos prestan servicio 2732 personas, de las cuales 761 son eclesiásticos, 334 religiosos y 1637 laicos.

La Ciudad del Vaticano en la cual ejerce su soberanía el Papa también posee derechos de extraterritorialidad sobre los terrenos italianos de Castel Gandolfo en una extensión de unas 55 hectáreas, distante a 34 kms, siendo éste el lugar donde tienen tradicionalmente su residencia de verano los Papas.

La actividad productiva de su territorio se limita a la venta de recuerdos turísticos, libros, sellos y entradas de los museos. Esta situación no permite que el Vaticano puede mantenerse económicamente a sí mismo, pero cuenta con los ingresos de la Iglesia Católica en todo el mundo mediante “concordatos” que regulan sus relaciones en materia de mutuo interés, las donaciones de los fieles, escuelas, universidades y entidades bancarias propiedad de la iglesia.

Sitios para ver en el Vaticano

Capilla Sixtina

Uno de los más preciados tesoros de la Ciudad del Vaticano, la Capilla Sixtina. Fue construida entre 1471 y 1484, en tiempos del Papa Sixto IV a quien debe su nombre. Diseñada por el arquitecto Giovanni d’Dolci, es mundialmente famosa por el sitio en el cual se celebran las ceremonias oficiales y el cónclave, además de haber sido decorada por Michelangelo Buonarroti (Miguel Ángel). Ubicada a la derecha de la Basílica de San Pedro, tiene forma rectangular y sus medidas son de 20,7 mts. de altura, 40,93 mts. de largo y 13,41 de anchura y en la decoración -que se realizó una vez finalizada la construcción- intervinieron Perugino, Botticelli, Signorelli, Pinturicchio, entre otros.

Una sucesión de frescos puede apreciarse a todo lo largo de la capilla y sobre la pared del altar mayor se encuentra una de las obras más destacables: el famoso Juicio Final, cubriendo una superficie de 13,7 mts. por 12,2 mts. Las pinturas que se encuentran en las paredes laterales son paralelas, lo que significa que cada una de ellas se relaciona con la que tiene enfrente. La bóveda exhibe la representación de nueve escenas acerca de la Creación y caída del hombre. El techo de la Capilla está dividido en varios sectores representativos de diversas escenas como el Génesis, los antepasados de Cristo, la Creación de Adán, etc.

Actualmente pueden apreciarse en el Victoria Albert Museum de Londres, 7 de los 10 tapices que fueran encargados por León X a Rafael en el año 1515 y que fueran expuestos por un tiempo debajo de los murales. Estos tapices eran llamados Los Hechos de los Apóstoles y fueron tejidos en Flandes a tamaño real y habían sido saqueados de la Capilla en el año 1527, siendo recuperados por el Vaticano en el siglo XIX. Con la colaboración de Japón, la Capilla Sixtina fue restaurada entre 1980 y 1994 invirtiéndose en ello la suma de 50 millones de dólares.

Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos (también conocido como Museo del Vaticano) son un enorme complejo de museos abarca más de 1300 habitaciones distribuidas en 12 grandes salas que albergan gran cantidad de obras de arte y están ordenados cronológicamente según su creación, en Ciudad del Vaticano (Italia). Visitarlos a todos demanda un tiempo enorme y lo más probable es que no llegues a conocerlos en su totalidad, pero no debes perderte los más destacables como la Sala de Rafael, la Octogonal, La Galería de los Tapices, la Galería de los Mapas, entre otras.

Fundados con obras aportadas por el Papa Julio II, los Museos Vaticanos comprenden en primer término, el Museo de Egipto, cuya creación se debe al Papa Gregorio XVI y donde se exhiben piezas arqueológicas y restos de la civilización egipcia. En segundo término se encuentra el Museo Pío Clementino -el más antiguo- creado por Pío VI y Clemente XIV. Se trata de uno de los más grandes y alberga gran cantidad de estatuas provenientes de diversas excavaciones de la antigua Roma.

El Museo Gregoriano, por su parte, exhibe gran cantidad de vasos etruscos, similares a los griegos, además de objetos funerarios y al igual que el museo Egipcio, fue creado por el Papa Gregorio XVI. Los más bonitos tapices de los siglos XVI a XVIII son exhibidos en la famosa Galería de los Tapices, la mayoría de los cuales están basados en temas religiosos. La Galería de los Mapas alberga una gran colección compuesta por más de 40 mapas que datan del siglo XVI, antiguos mapas y muebles de diseño especial para los enormes planos.

Una de las Salas más destacas es la de Rafael, donde se aprecian los frescos encargados por el Papa Julio II a Rafael, entre los que se encuentran el Parnaso y la Escuela de Atenas, entre otros. Los apartamentos de Borgia permiten tener una idea aproximada de la historia del papado en la ciudad de Roma, intrigas, asesinatos y alianzas. Otro de los sitios imperdibles es la Pinacoteca y finalmente el recorrido culmina con el Museo Gregoriano Profano y el Museo Misionero Arqueológico que alberga piezas traídas por los misioneros de sus viajes a Sudamérica, África y Asia.

La totalidad de las galerías y museos localizados en el Vaticano, dependen, desde el año 1929, del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano y xiste la política de no vender las obras de arte. Para llegar al Museo se puede coger el Metro Ottaviano o el autobús que llega hasta Piazza del Risorgimiento. El Museo abre diariamente de lunes a viernes de 08:45 a 16:45 horas. Los sábados lo hace de 08:45 a 13:45 horas. y los últimos domingos de cada mes lo hace de 08:45 a 13:45. La entrada tiene un coste de 12 euros, a excepción del último domingo de cada mes cuando se puede acceder gratuitamente.

Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro (en italiano Piazza San Pietro), gran antesala de la Basílica de San Pedro, está ubicada en la Ciudad del Vaticano, en Roma, Italia. Se trata de una gran explanada en forma de trapecio que se ensancha en sus laterales en columnatas de forma elíptica que rematan sobre un conjunto de balaustres donde se asientan las figuras de 140 santos. Dos fuentes se encuentran en su interior y en el centro un obelisco de 25 metros de altura. Enteramente proyectada por el escultor, arquitecto y pintor italiano Gian Lorenzo Bernini, muestra al fondo la fachada de la Basílica de San Pedro, el mayor templo de la cristiandad.

La Plaza de San Pedro fue construida entre 1656 y 1667 con el fin de crear un sitio capaz de acoger grandes congregaciones de fieles y se llega a ella a través de la Via della Conciliazione, una avenida que resulta ser su principal acceso. En esta plaza el Papa celebra algunas liturgias solemnes que reúnen a multitudes como las audiencias públicas.

Sus dimensiones alcanzan los 320 metros de larga y 240 metros de ancha y en los acontecimientos más destacados del Vaticano la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas.

Bernini ha utilizado para la estructura de la Plaza de San Pedro una arquitectura oblicua que impresiona como un único grupo arquitectónico que circunda la Basílica.

En el mes de marzo de 2009 se procedió a la restauración de la columna que abraza la Plaza de San Pedro y se estima que su las tareas durarán varios años ya que debe hacerse con sumo cuidado para mantener su estructura original y luego de estudiar minuciosamente el estado actual de la misma ya que luego de 300 años el deterioro comienza a hacerse evidente haciendo necesaria una urgente conservación sin ocasionar daños en una estructura de semejante valor simbólico.

Basílica de San Pedro

Hasta la construcción de una réplica en Costa de Marfil, la Basílica de San Pedro (en italiano Basilica di San Pietro) era la Iglesia más grande del mundo, se encuentra ubicada en el estado del Vaticano y es considerada por el mundo como el centro espiritual de los católicos. Visitada por millones de turistas cada año, es uno de los mayores atractivos de Roma y quien decida visitarla podrá pasar varias horas disfrutando de los tesoros que ella alberga. Es la iglesia en la cual se llevan a cabo las más importantes ceremonias litúrgicas y es la iglesia del Papa.

Fue en esta basílica donde fue enterrado San Pedro, y su construcción demandó varios siglos, siendo originariamente un monumento conmemorativos del sitio en el cual San Pedro fuera martirizado y enterrado y convertido en Basílica en el año 324 por orden del emperador Constantino que la mandó a edificar. Si bien el diseño en principio se encargó a Bramante, la resposabilidad final recayó sobre Miguel Angel, que se basó en la idea de la planta en cruz griega de su antecesor y su construcción culminó 24 años luego de su fallecimiento, conforme el diseño final de Della Porta y Fontana.

El interior exhibe mosaicos, obras de Giuseppe Cesari, representativos de distintas jerarquías de santos en torno a Dios que se ubica en la linterna central. A la derecha de la nave central se puede observar la estatua realizada en bronce, de San Pedro y a la cual los peregrinos besan el pie derecho en señal de devoción y fidelidad al Papa. Los 4 grandes pilares que sostienen la cúpula albergan 4 nichos que guardan los restos de diferentes santos, sobre los cuales existe un balcón con rejas donde se guardan diversas reliquias de cada uno de ellos.

La fachada de la basílica presenta 5 puertas de las cuales una, permanece cerrada y sellada desde el interior con cemento. Es la llamada Puerta Santa y se abre (lo hace el mismo Papa) cada 25 años en ocasión de los años jubilares para posteriormente volver a sellarla. En el centro se puede apreciar el balcón de las bendiciones desde donde el Papa imparte la bendición al mundo entero (Urbi et Orbi), además de hacerlo en Navidad y en Pascuas.

Una visita imperdible es la cúpula, desde donde podrás obtener una excelente vista de la ciudad y del mismo Vaticano. Para ello puedes optar por el ascensor -debiendo abonar una pequeña suma- para después continuar el ascenso de los 330 escalones. No se permite el acceso a personas con pantalones cortos o tirantes. Posteriormente podrás también recorrer los jardines del Vaticano con guías especializados únicamente y si has realizado reservas y visitar las tumbas en las grutas y la necrópolis (se debe contar con un permiso escrito). La mayoría de Papas se encuentra sepultados en esta basílica.

Información general

Para acceder a la cúpula de San Pedro deberás abonar una entrada de 4 euros o 5 euros si utilizas el ascensor y está abierta al público de 08:00 a 18:00 hs. en verano y de 08:00 a 17:00 hs. en invierno. El acceso a la Plaza es gratuito y los horarios son de 07:00 a 19:00 entre los meses de abril y octubre y de 07:00 a 18:00 de noviembre a marzo. Para recorrer los jardines hay que reservar con anticipación y los paseos son los días sábados a las 10:00 de la mañana. El coste es de 9 euros. La Necrópolis permite el acceso solamente a pequeños grupos, con reserva anticipada y la entrada cuesta 10 euros. El horario se extiende de 09:00 a 17:00 hs. de lunes a viernes.

Población y ciudadanía del Vaticano

La población del Estado Vaticano comprende aproximadamente 900 personas de las cuales más de 450 gozan del derecho de ciudadanía vaticana. La nacionalidad vaticana no se obtiene por nacimiento sino por concesión, la misma se les concede a todos diplomáticos empleados en las embajadas vaticanas de todo el mundo y también a aquellos que habitualmente residen en la Ciudad. El resto está izado a residir en él, temporal o permanentemente, pero sin derecho de ciudadanía. La mitad de los ciudadanos reside fuera de la Ciudad del Vaticano por motivos de trabajo, generalmente son personal diplomático.

El euro en la ciudad del Vaticano

El régimen de gobierno de la Ciudad del Vaticano no tiene una casa propia de emisión de moneda, siendo Italia el país encargado de su acuñación en un monto que no puede superar el millón de euros anual.

El euro del Vaticano tiene un diseño propio que igualmente se acepta en toda Italia y los demás países de la Unión Europea.

Los medios de comunicación del Vaticano

Periódico

La Ciudad del Vaticano cuenta con su propio periódico: L’Osservatore Romano, periódico nacional que se encarga de la cobertura de todas las actividades públicas del Papa. Además publica editoriales escritos por miembros importantes del clero de la Iglesia Católica e imprime documentos oficiales que previamente deben ser izados. La edición se imprime en italiano, francés, inglés, español, portugués, alemán y polaco.

Radio

El Vaticano cuenta con una emisora de radio: Radio Vaticano. La misma transmite en 47 idiomas y sus emisiones son realizadas por Onda Corta, Onda Media, Frecuencia Modulada en la zona de Roma y Lacio y también retransmite su señal a través de Internet, radio digital. Su dirección está a cargo de los jesuitas y celebra convenios con otras radioemisoras en distintos idiomas, para la transmisión de las distintas actividades del Papa y programas como el Noticiero Hispanoamericano de Radio Vaticano. Su programación se encuentra a cargo de más de 200 periodistas en 61 países del mundo.

Televisión

La Ciudad del Vaticano cuenta con una emisora de televisión: Centro Televisivo Vaticano. La emisora está vinculada al Estado Vaticano y fue creada por el Papa Juan Pablo II en 1983. Es desde 1996 la emisora de las actividades del Santo Padre y desde ella son transmitidas a otros canales de televisión en el mundo. El Centro Televisivo Vaticano transmite todos los eventos durante el año, que comprenden Audiencias Generales de los miércoles, hasta los viajes del Papa, con comentarios en más de 40 idiomas, incluido el español.

Teléfono

El Vaticano posee un servicio de teléfonos con modernas instalaciones para la comunicación interna y externa de la ciudad con un personal de comunicaciones altamente capacitado. Consta de una compleja infraestructura de redes con una completa autonomía y no existe en el Estado Vaticano el derecho a la confidencialidad de las comunicaciones telefónicas o de cualquier otro tipo.

Correo

La Ciudad del Vaticano cuenta con un servicio de Correos y Telégrafos que gestiona la actividad de recogida, franqueo y envío de la correspondencia dentro y fuera del Estado y depende de la Dirección de Telecomunicaciones del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano.

La seguridad de la Ciudad del Vaticano

El ejército profesional mas pequeño del mundo, con un número de apenas 110 soldados, es el encargado de la seguridad del Vaticano: la Guardia Suiza, cuerpo militar disponible para proteger al Papa. Se compone del Comandante de la Guardia Suiza con el rango de Coronel, el Vicecomandante de la Guardia Suiza y un capellán, Tenientes Coroneles, 1 oficial con el grado de Comandante, 2 oficiales de rango Capitán, 23 mandos intermedios, 70 alabarderos y 2 tamborileros. Trabajan acompañados por el Servicio Vaticano de la Policía Italiana formado por policías italianos que custodian, junto con la Guardia Suiza y los Servicios Vaticanos de Seguridad, la Plaza de San Pedro.

El ejército está entrenado en procedimientos y manejo de armas modernas como el fusil suizo SIG 550 y las pistolas SIG P225, la espada y la alabarda. Los soldados reciben lecciones de autodefensa e instrucción básica en tácticas defensivas de guardaespaldas similares a las utilizadas en la protección de muchos jefes de Estado. Este personal militar está integrado por hombres solteros, de estatura mínima 1.74 cms., de entre 19 y 30 años de edad, con título profesional o grado de secundaria, católicos y poseedores de la ciudadanía suiza. Los guardias llevan oculto en su uniforme un pulverizador de gas lacrimógeno y a partir del grado de sargento, una pistola y dos modernas granadas.

Las audiencias

Cada miércoles el Papa lleva a cabo una audiencia general para todo el público que quiera asistir y los días domingos se puede recibir su bendición al mediodía, oportunidad en que el Santo Padre se asoma por una ventana para bendecir a la multitud en la Plaza de San Pedro.

Las audiencias generales de los días miércoles, para lo cual se debe poseer un billete que es gratuito, se realizan a la hora 11:00 dentro de la Basílica de San Pedro, en el Aula Pablo VI o en verano en la Plaza de San Pedro o en la residencia de verano del Papa en Castel Gandolfo. Los billetes para asistir a las audiencias generales pueden ser obtenidos en persona en la oficina de la Prefettura della Casa Ponteficia en la parte norte de la Plaza de San Pedro los lunes y martes de 09:00 a 13:00 hs. Los guardias suizos también pueden proveerte de un billete. Para asistir a las audiencia hay que vestir adecuadamente: NO a los pantalones cortos ni a las faldas cortas y los hombros siempre cubiertos.

Fuente: https://turismo.org

 

Anuncio

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: