Creta

Creta es la isla más grande de Grecia, con más de 8 mil kilómetros cuadrados de una tierra llena de contrastes y riqueza, un país con identidad prop

Barcelona
Illinois, una experiencia de primer nivel
Descubre New York

Creta es la isla más grande de Grecia, con más de 8 mil kilómetros cuadrados de una tierra llena de contrastes y riqueza, un país con identidad propia, famosa por sus mitos, leyendas y tradiciones.

Si tuviéramos que pensar en los colores de Creta, sin duda corresponden a al azul intenso de su cielo y sus aguas, y al blanco de sus monasterios y la fina arena de sus costas: la isla cuenta con mil kilómetros de costa de arena blanca y playas inaccesibles bañadas por el Mediterráneo.

Creta huele a tierra y sol, a olivos y verduras frescas, huele a raki y mar. En su interior, encontramos grandes montañas, como Levká Ori (las montañas blancas), que se alzan imponentes en el centro de la isla.

Además de sus tesoros naturales, Creta posee los restos más importantes de la antigua civilización Minoica, cuyos sitios arqueológicos se encuentran en el palacio de Knossos, Festos y Gortina, testimonios de un pasado glorioso.

Creta ha sido una isla muy codiciada por su posición estratégica y que nos muestra pedazos de su historia a través de la fortaleza veneciana de Rethymnon, las antiguas mezquitas y los monasterios de Arkadi y Preveli. Tampoco podemos olvidar la mitología que envuelve la isla, lugar se nacimiento de Zeus, y donde Dédalo construyó el laberinto del Minotauro.

Las ciudades más importantes de Creta están repartidas a lo largo de la costa norte de la isla:

Chania, en la zona oeste, es la segunda ciudad más grande de Creta, donde se pueden ver edificios venecianos en el puerto y construcciones turcas pertenecientes al periodo otomano.

La siguiente ciudad relevante de Creta es Rethymnon, la tercera ciudad mayor de la isla, que ha visto pasar la civilización minoica y que vio sus años dorados con el dominio veneciano.

La capital de Creta, Herakleion o Iraklio, es el centro económico y cultural. Los romanos, los sarracenos, los venecianos y los turcos han modelado con el paso de los años la ciudad, que se vio destruida en parte en la Segunda Guerra mundial. Actualmente, Iraklio es una ciudad bulliciosa, moderna y actual.

Al este de la capital cretense, encontramos Agios Nikolaos, en el Golfo de Mirabelo. Se trata de un pueblo costero tradicional que recibe a cientos de veraneantes por la belleza del lugar.

Creta es conocida por su belleza natural y su variado paisaje, con montañas imponentes, profundas gargantas y numerosas cuevas que desembocan en el mar. La garganta de Samaria es la más conocida de Creta. Declarado parque nacional, atraviesa las montañas blancas, desde la meseta Omalos hasta el mar. Cientos de excursionistas se animan a realizar rutas por esta garganta, una de las zonas naturales más bellas de Grecia. Descubre la isla con las excursiones en Creta más interesantes.

La costa sur de Creta, esconde pequeños pueblos pesqueros, donde sólo podemos acceder por mar. Es el caso de Loutro, un lugar diferente  sin coches, sin grandes hoteles, que no ha sido explotado por el turismo de masas.

Hablando de belleza, uno de los atractivos más auténticos de Creta es su cultura y costumbres. Creta es una isla muy tradicional, con un carácter propio fuertemente arraigado entre sus habitantes, sobre todo en los pueblos rurales más remotos. Los cretenses son gente cálida, con un carácter indomable, orgulloso y auténtico. Podemos pasar unas vacaciones inolvidables en los mejores hoteles en Creta, disfrutando de su gente, sus playas, sus tesoros y su naturaleza.

La música cretense es otro de sus tesoros más preciados: la lyra es el instrumento característico, y con un poco de suerte, podemos escuchar sus canciones populares en sus tabernas.

No podemos olvidarnos de la exquisita gastronomía cretense, cuyo ingrediente estrella es el aceite de oliva. Se trata de platos frescos, genuinamente mediterráneos, que podemos degustar en restaurantes y tabernas.

Creta es sin duda una isla única, un destino diferente donde perderse, perfecto para descubrir las raíces de nuestra historia y la esencia de la cultura griega. Elije la tierra minoica para tu viaje de vacaciones. Descubre la gran variedad de hoteles en Creta y disfruta tu viaje al máximo.

Además, te ofrecemos todas las facilidades para que descubras la isla de Creta ya sea por tu cuenta, donde una de las opciones recomendadas es alquilar coche en Creta para moverte por toda la isla, o bien con visitas guiadas en Creta en español, totalmente personalizadas para que conozcas de primera mano los secretos de esta maravillosa isla griega.

Qué ver en Creta

Principales lugares de interés de Creta

  1. Agios Nikolaos es una de las ciudades más vibrantes de Creta, con un sinfín de restaurantes, bares y clubs, en un entorno típico y pintoresco.
  2. Heraklion. La capital de Creta ofrece un sinfín de monumentos, museos e iglesias, incluido el impresionante y renovado Museo Arqueológico, donde se encuentran los artículos más preciados de Cnosos.
  1. Knossos es la mayor atracción de Creta, un increíble palacio minoico de más de 3500 años que nos abrirá las puertas a otra época gloriosa de esta civilización.
  1. Los frescos Bizantinos de Creta son los mejores de toda Grecia, y los podemos encontrar en distintas iglesias repartidas por toda la isla, como la impresionante imagen de San Jorge que adorna la Iglesia de Agios Georgios en Anidhri o los frescos bizantinos de Kritzá.
  1. Rethymno, ciudad dominada por sus magníficas fortalezas venecianas, nos ofrece una buena mezcla de museos, monumentos, vida nocturna y como no, su playa.
  1. Paleochora es el mayor resort del sureste de Creta, con buenas playas y un ambiente relajado.
  1. Moni Arkadiou, el más conocido de los monasterios de Creta, una iglesia veneciana símbolo de la independencia de Creta.
  1. Chaniá o La Canea, es la ciudad perfecta para perderse por sus calles y descubrir su precioso puerto, y donde podemos ver su pasado minoico, veneciano y otomano.
  1. El yacimiento arqueológico de Gortina, nos muestra su enorme basílica de Agios Titos, que se alza en medio de la ciudad Greco-romana más grande de la isla.
  1. Loutró es un pueblo pesquero al que se puede llegar solamente en barco o a pie, un lugar idílico al borde de la bahía, el sitio perfecto para desconectar del resto del mundo.
  1. La Garganta de Samaria, la más larga de toda Europa y lugar preferido para los excursionistas que llegan a Creta, ya que es la única garganta de la isla que se puede recorrer entera.
  1. La cueva Sendóni es una de las cientos de cuevas de Creta que se puede visitar, entre ellas la también conocida Cueva de Zeus.
  1. La playa de Elafonisi, con su agua turquesa y su arena rosada debido al coral, es una de las mejores playas de Creta.

Naturaleza

Creta es en muchos sentidos, y en muchos rincones, un remanso de paz donde vivir la naturaleza con suma intensidad.

La geografía viene marcada por un centro muy montañoso donde destacan las Lefka Ori (o “montañas blancas” que suelen teñirse de blanco con la nieve). Se trata de una cordillera con picos de casi 2.500 metros, cuya ascensión requiere mucha atención por la dificultad y las extremas temperaturas de invierno y de verano. La montaña Ida, la más alta de la isla (2.456 m.) está situada en el centro, conocida también como Psiloritis, su ascensión de 8 horas, sólo está recomendada para expertos en alpinismo.

Creta es uno de los paraísos de la espeolología, debido a la composición geológica que ha permitido la creación de numerosas y extensas cuevas y gargantas.

Si bien la garganta de Samaria son las más conocidas, no desmerecen las de Imbros (más corta pero más tranquila) o la garganta de Zakros, conocida como el valle de los Muertos, nombre que se relaciona con los enterramientos minoicos.

La ruta por Samaria discurre por el Parque Nacional homónimo, descendiendo la meseta de Omalos por pueblos abandonados hasta desembocar en el mar, en el pueblo de Agia Roumeli. En temporada estival suele tener un tránsito fluido de excursionistas.

Muchos turistas llegan atraídos a Creta por las rutas de senderismo, ya sea siguiendo la famosa E4, una senda europea de trekking que atraviesa la isla de este a oeste.

En una isla no podía faltar la costa, con playas fantásticas y apreciadas por Una de las más reconocidas es la de Elafonisi (o isla del ciervo, quién sabe si porque fue una reserva de estos animales), en una isla separada de la costa por apenas unas decenas de metros que podemos recorrer a pié.

 

Flora y fauna

El contacto con la naturaleza es tal que a menudo podremos observarla en estado puro, con especies de animales salvajes. Los más representativos quizá sean los Kri-Kri cabras montesas, además del quebrantahuesos, el Autillo (buho), el halcón de Eleonor, o el Gecko, un lagarto simpático con ventosas en sus extremidades que se encarga de que los mosquitos no nos frían a picaduras. Pero hay más, las mariposas, las abejas o los roedores poblan a sus anchas por toda Creta.

Para los amantes de las flores y plantas, podremos hacer fotos preciosas de olivos, caña cretense, ciclamen, azafrán, amapolas marinas, la orquidia abeja amarilla, o la famosa Dragonera que aparece en mosaicos cretenses.

Garganta de Samaria

Las "Puertas de Hierro", la parte más estrecha de la Garganta de Samaria

La Garganta de Samaria, conocida localmente como “Farangas” o “Gran Garganta”, es uno de los lugares más bonitos y especiales de la Isla de Creta. Situada al oeste de Creta, entre las Montañas Blancas (Lefka Ori) y el Monte Volakias a lo largo del rio Omalos, es la Garganta más larga de Europa, con una longitud de 16 km, y que se alza hasta los 1.200 metros de altitud.

La Garganta de Samaria tiene su inicio en Xyloskalo, a 1.227 metros sobre el nivel del mar, en la Meseta de Omalos, y desemboca en el mar,  hasta el pueblo de Agia Roumeli, al sur de Creta. La parte más ancha de la garganta mide 150 metros, y la parte más estrecha 3 metros.

El Parque Nacional de Samaria es excepcionalmente rico en flora y fauna. Aproximadamente existen 450 tipos de plantas y animales, todas ellas protegidas por ley para conservar el delicado ecosistema de Samaria. Podemos admirar los grandes bosques de ciprés y pino, testigo de la Creta antigua, cuando la isla estaba totalmente cubierta de bosques y cuya madera era muy popular, especialmente para la construcción de barcos.

En la propia Graganta de Samaria podemos ver cabras salvajes de Creta, también llamada “Agrima” o “kri-kri” por los habitantes de la zona. Este tipo de cabra es una especie endémica de Creta (70 de las especies del Parque son propias de la isla) y es muy fácil toparnos con una en la zona de Samaria.

De ruta por la Garganta de Samaria

La ruta por la Garganta de Samaria está muy bien indicada mediante señales a lo largo del recorrido, siendo así el sendero más transitado de toda Grecia (el segundo es el del Monte Olimpo). Se trata de un camino de difícil pérdida, ya que habitualmente encontramos numerosas personas cubriendo la ruta. Además, tenemos fuentes de agua y baños en varios puntos del recorrido.

Mapa de la Garganta de Samaria

La Garganta de Samaria se puede visitar desde mediados de Abril hasta finales de Octubre, siempre teniendo en cuenta la situación meteorológica, ya que las lluvias pueden causar desprendimientos. También hay que tener en cuenta el estado de la mar para saber si los ferries en Agia Roumeli están operativos. Los horarios de apertura son de 7 de la mañana a 3 de la tarde.

Para iniciar el recorrido debemos dirigirnos a Xylóskalo, a 1.230m de altitud, y comprar un ticket de acceso al parque (5€). Desde Chaniá continuos servicios de autobús nos trasladarán a este pueblo. La Garganta de Samaria tiene 13km de longitud, a los que debemos sumar los 3 km restantes hasta Agia Roumeli.

Durante el recorrido, nos encontraremos con la iglesia de San Nicolás, construida en las ruinas de un antiguo pueblo. A mitad de camino tenemos el pueblo de Samaria que debe su nombre a una iglesia cercana del siglo XIV llamada Osia Maria (Santa María). Los antiguos habitantes de Samaria abandonaron el pueblo en 1962, cuando fue declarado el parque natural. Actualmente las casa sirven de refugio a los guardias y podemos disfrutar de una arquitectura tradicional muy interesante.

La ruta nos lleva por castillos venecianos, ruinas de asentamiento prehistóricos y otros restos antiguos.

El recorrido a través de la Garganta de Samaria nos puede tomar de entre 4 a 8 horas, dependiendo de nuestro paso. 6 horas es el tiempo normal, contando las pausas para disfrutar del hermoso espectaculo natural. Para los más perezosos existe un camino más fácil, una ruta más corta desde Agia Roumeli hasta las “Puertas de Hierro” (Sideroportes), el punto més estrecho de la Garganta. En este punto, la garganta es tan estrecha que casi podemos tocar ambos lados, que se levantan escarpados a 350 metros de nuestras cabezas.

Cabra salvaje endémica de Creta, conocida como "kri kri"

La Garganta de Samaria nos propone un recorrido de intensidad baja-media, siempre cuesta abajo, y es recomendable llevar botas de montaña, crema solar y sombrero. La parte más intensa del camino son los 3 últimos kilómetros antes de la salida del Parque Nacional. En este punto hay otro control de ticket para asegurar que nadie permanece en el Parque durante la noche. Como recompensa, 1 hora a pie después de esta salida tenemos Agia Roumeli donde nos espera una deliciosa y refrescante playa y el fin del trayecto. A este pueblo sólo es posible llegar mediante ferry o realizando la ruta por la garganta.

Una vez en Agia Roumeli, a orillas del mar Libio, puedes tomar un ferry a Loutro y Hora Sfakion – desde donde puedes tomar un autobús de vuelta a Chaniá-, o a Sougia y Paliochora. Desafortunadamente Agia Roumeli, como otros resorts turísticos, están llenos de “kamakia”, personas que insistentemente invitan a visitar sus tavernas. Una opción interesante es permanecer por la noche en Agia Roumeli: en cuanto el último ferry deja el pueblo, la calma reina el lugar y podemos apreciar su belleza. La puesta de sol es magnífica, y por la mañana es un buen momento para visitar la fortaleza de Agia Roumeli y disfrutar de las impresionantes vistas.

Garganta de Imbros

La garganta de Imbros es la segunda garganta más popular de la isla de Creta, después de la Garganta de Samaria. El paisaje es hermoso, y gracias a su baja dificultad, la convierten en una ruta ideal para familias con niños ya que en 2-3 horas se pueden recorrer sus 11 km tranquilamente.

La ruta por la garganta comienza en el pueblo de Imbros, a 700m sobre el nivel del mar. Veremos una señal que nos indica donde dirigirnos para comprar la entrada (aproximadamente 2€) y comenzar el camino.

La primera parte de la garganta de Imbros, conocida como Porofarago o Porolagos, es la más amplia y las paredes laterales son relativamente bajas. A medida que vamos descendiendo, la garganta se va estrechando continuamente, las paredes se elevan cada vez más y el paisaje es impresionante. Poco a poco, las paredes del cañón son mucho más estrechas y podemos ver varias cuevas. En este camino nos acompañan viejos cipreses, robles y arces que se abren paso a través de las rocas.

En algunas partes de la garganta nos encontramos restos del viejo camino de piedra que una vez fue el principal paso entre Sfakia y Chania. Además, el cañón fue el escenario de numerosas batallas entre otomanos y cristianos durante la ocupación turca de Creta, especialmente en 1821 y 1867.

Continuando el recorrido, cruzamos por un lugar llamado “el avión”, donde un avión alemán se estrelló durante la Segunda Guerra Mundial, y cuyos restos se encuentran en el museo de la guerra en Askyfou. Justo después, encontramos los primeros pasajes estrechos de la garganta, y luego llegamos a la altura de Gournia, donde encontramos pequeñas cuencas naturales en las rocas que en invierno se llenan de agua.

Justo después, llegamos al punto más increíble de la garganta, la Stenada, donde las paredes están separadas tan sólo por 1,6 metros de distancia, y llegan a medir 300m de altura, donde podemos ver unas impresionantes rocas talladas de manera natural con formas preciosas.

Pasado este punto tan estrecho, el cañón se ensancha y encontramos un lugar para descasar a la altura de Mesofarango. Hay una cisterna veneciana y la cabaña del guardia de la garganta de Imbros.

Después de unos pocos metros, cruzamos un deslizamiento de tierra e inmediatamente después tenemos el impresionante estrechamiento en Gremnaria. Después, nos encontramos con otro punto característico de la garganta, el arco de piedra Xepitira. Continuando nuestro viaje, pasamos por algunos pasajes estrechos y pronto llegamos a la salida de la garganta por el pueblo de Komitades. Justo en la salida hay algunas para descansar y refrescarse.

¿Cómo llegar a la garganta de Imbros?

El pueblo de Imbros está ubicado a lo largo de una de las carreteras principales que conecta el norte de la isla con el sur. Está conectado en autobús público a Chania (a través de la ruta Chania – Hora Sfakion) pero los autobuses no son frecuentes, por lo que no son una solución demasiado flexible para llegar allí.

La manera más fácil de hacer este recorrido es reservar un recorrido con un operador turístico local, o bien alquilar un coche en Creta.

Con el coche de alquiler, solo queda resolver el trayecto de regreso al automóvil después de la caminata. Puedes hacerlo de varias maneras:

– Caminar de regreso a Imbros. No es una caminata muy larga, aproximadamente unos 4km.

– Tomar un taxi desde Komitades hasta Imbros. Las tarifas suelen ser algo más elevadas de lo normal.

Recuerda llevar ropa cómoda para el trayecto, mucha hidratación, porque aunque haya mucha sombra, en verano el calor es intenso. No se permite realizar el recorrido en días de lluvia para evitar posibles accidentes con desprendimientos de las rocas. Para evitar aglomeraciones, la mejor hora para realizar la excursión es después del mediodía.

Monasterios e Iglesias

Además del patrimonio cultural, de las arraigadas muestras de folclore, y de las maravillas de la naturaleza, Creta cuenta con verdaderas joyas materiales, sus iglesias y monasterios, que pueblan tanto las ciudades como los campos y las costa.

Algunos cuentan con una historia trágica como Moni Arkadiu donde un grupo de valientes se sacrificó volando el polvorín para matar a los invasores turcos.

Otros se hallan en lugares privilegiados como Moni Preveli, en un balcón hacia el Mediterráneo, donde se cuenta que los monjes cuidaron de los soldados australianos y neozelandeses, ocultos hasta que pudieron escapar de los nazis en un submarino.

Moni Arkadiou

El monasterio de Moni Arkadiou tiene un gran simbolismo para los cretenses ya que, además por su belleza y espectacular fachada, representa el orgullo de los isleños que durante la revuelta de 1866 que buscaba lograr la independencia siguiendo los pasos de la Grecia continental, sitiados por las tropas otomanas, prefirieron sacrificarse (la mayoría mujeres y niños) haciendo volar los polvorines y llevándose por delante a muchos enemigos. La gesta no sirvió para ganar la guerra, pero atrajo los ojos de la Europa del XIX y de los intelectuales (Vitor Hugo o Garibaldi por ejemplo) donde las acciones valerosas y románticas eran muy loadas.

El aspecto mezcla del románico y el barroco obedece a su origen, que corresponde al periodo de dominación veneciana de Creta, que alzó una iglesia consagrada no sólo al culto, si no al estudio de la ciencia y el arte, y donde su biblioteca contaba con numerosos volúmenes.

Situado al sureste de Rétimo, el monasterio ortodoxo permite hoy en una visita placentera, animada por la historia que posee que generosamente nos explicarán. Algunos de los lugares emblemáticos son el refectorio donde se encerraron y volaron los cretenses o el árbol.

Las mejores iglesias y monasterios de Creta

Moni Arkadiou

Moni Preveli

Panagia Kera

Basílica Panagia

Moni Gouverneto

Moni Toplou

Moni Agia Triada

Iglesia Agioi Deka

Moni Chrissopygis

Moni Katholikou

Agios Nikolaos

Cueva de Dikteon, donde nació de Zeus

La cueva de Dikteon, también conocida como Dikteon Andron, es una de las más importantes y famosas de entre las más de 3 mil cuevas de Creta, y también de las 8.500 que hay en toda Grecia. ¿Pero por qué es tan especial esta cueva?

En Dikteon Antron, además de sus impresionantes estalactitas y estalagmitas, es el lugar donde nació Zeus, según la mitología griega. Por este motivo, la cueva es famosa ya desde la antigüedad, lugar de culto para este gran Dios griego, como muestran las numerosas ofrendas encontradas en el lugar.

Actualmente, esta increíble cueva de Creta sigue recibiendo numerosos visitantes, atraídos por la magia que se respira en el lugar, además de su interés geológico indiscutible.

Cómo llegar a la cueva de Dikteon

La cueva se encuentra en la montaña Dikti, al este de Creta, en la meseta de Lassithi. Esta meseta fue habitada ya en el periodo Neolítico (6000 a.C), y es uno de los pocos lugares del Mediterráneo donde surgieron asentamientos en una altitud tan grande, de 840 m sobre el nivel del mar. Uno de los motivos son sus fértiles tierras, y la cantidad de agua procedente del deshielo, que cae de los picos de la montaña.

Para visitar la cueva tienes que llegar a la meseta de Lassithi, cerca de Neapoli, Malia, Stalida y Hersonissos. No dista muchos kilómetros de estos pueblos, pero la carretera tiene muchas curvas en subida, así que se necesitan unos 45 minutos para alcanzar la meseta y el pueblo de Psychro, justo al lado.

Encontraremos la cueva Dikteon a 1.025 metros de altitud, en la vertiente norte del Monte Dikti (o Monte Dicte), que domina la meseta de Lassithi y el este de Creta. La cueva se esconde cerca del pueblo de Psychro, por lo que también es conocida como la cueva Psychro.

Desde Psychro, debemos seguir el camino pavimentado con robles a cada lado. Si te gusta la aventura, al principio de la ruta puedes encontrar burros que te llevarán hasta la cueva. Al final de la ruta más corta (unos 15 minutos a pie), justo antes de la entrada de la cueva, vale la pena detenerse para disfrutar de la vista panorámica de toda la meseta, respirar aire puro de las montañas, perfumado por el tomillo, la salvia y otras plantas aromáticas del lugar.

Es una experiencia maravillosa, que te hará pensar que la elección de esta cueva para el nacimiento de Zeus, Padre de los Dioses del Olimpo, no fue pura casualidad.

El horario de la cueva es de 8 a 20h de Abril a Octubre, y de 8 a 15h de noviembre a marzo, con un precio de acceso de 4€.

Dentro de la cueva de Dikteon

En la antesala de la cueva de Dikteon se descubrieron los cimientos de un altar, y los restos de las ofrendas al Dios Zeus, como aceite de oliva, miel, vino, trigo, y sacrificios de animales. Todo ello se colocaba sobre el altar y se quemaba. Las cenizas todavía se consideran ofrendas, por lo que no se podían desechar, si no que fueron recogidas y depositadas al lado del altar.

Debido al continuo uso de la cueva, a los incendios provocados por las ofrendas, y al espacio limitado del lugar, han hecho que no se conserven muchos artículos. A medida que descendemos en la cueva, podremos ver las antiguas paredes del témenos, el espacio sagrado.

La cueva consta de cinco cámaras de distintos tamaños. La cueva superior, conocida como Ano Spileo, parece una caverna rocosa, donde no encontraremos estalactitas o estalagmitas. Si descendemos unos 100 metros por unos empinados escalones, llegaremos a la cueva inferior o Kato Spileo. Veremos un gran pasillo a la derecha, con estanques naturales donde según la leyenda, bebía Zeus.

La vista más impresionante es el lago que se encuentra en el punto más bajo, rodeado gigantescas estalactitas y estalagmitas. Para llegar al lago, necesitaremos un calzado adecuado. En septiembre, el lago se encuentra en su nivel más bajo, pero en invierno, se eleva considerablemente debido a las lluvias.

En el lago, podremos ver el “Manto de Zeus”, una estalactita que se cierne sobre el lago como una lámpara de araña y cuya forma, en el imaginario local y consecuencia de los siglos llenos de mitos, se asemeja a una capa.

En la parte posterior del lago se puede ver fácilmente una pequeña cámara de la cueva, en la que, según la mitología nació Zeus.

A continuación, mostramos un vídeo con las preciosas imágenes de la cueva, ¡para ir abriendo boca!

Contenidos por Georgina Zamora

 

Anuncio

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: