Descubre New York

¿Por qué viajar a Nueva York? Nueva York se ha convertido en los últimos años y por méritos propios en la capital económica y cultural más importante

Tus vacaciones de verano en Houston – cómo planificar, divertirte y ahorrar
Mezquita Sheikh Zayed
11 Experiencias en la Isla Sur de Nueva Zelanda

¿Por qué viajar a Nueva York?

Nueva York se ha convertido en los últimos años y por méritos propios en la capital económica y cultural más importante del mundo. Nueva York ofrece un ambiente y un estilo de vida único que no te podemos contar, hay que vivirlo y disfrutarlo.

Asistir a un musical en Broadway, pasar una noche en Times Square, recorrer de un lado a otro el Puente de Brooklyn, disfrutar de una tarde de compras en la Quinta Avenida o sentirte como un broker en Wall Street, son algunas de las cosas que sólo se pueden hacer en Nueva York.

Memorial del 11-S

Situado en la Zona Cero, el Memorial del 11-S es un espacio abierto que rinde homenaje a todas las personas que perdieron la vida en los ataques terroristas de 2001. Se trata de un lugar que representa la supervivencia, el renacimiento y el recuerdo a las víctimas.

Sobre el lugar donde se levantaban las Torres Gemelas, encontraras dos grandes fuentes en cuyos laterales están inscritos los nombres de las más de 3.000 víctimas del atentado. ¿El objetivo? Recordar el pasado y honrar su memoria.

Durante tu visita al Memorial podrás pasear por los cuatrocientos robles que llenan este lugar de paz y admirar el famoso “árbol superviviente”. Experimentar el cúmulo de sensaciones que rodean al Memorial del 11-S es algo imprescindible en Nueva York.

Museo del 11-S

Este conmovedor e impactante museo reúne una colección de más de 10.000 objetos relacionados con los atentados del 11 de septiembre. En la exposición encontrarás testimonios de los supervivientes, fotografías, objetos e incluso material recuperado de los escombros.

Se trata de uno de los museos más impresionantes del mundo, que busca homenajear a las víctimas de la tragedia. En el auditorio del segundo piso podrás ver entrevistas, reportajes e imágenes sobre lo que ocurrió; desde el momento en que los terroristas asaltaron el avión hasta las secuelas de los supervivientes años después.

El asombroso realismo del Museo del 11-S no te dejará indiferente.

Empire State

Asciende al mirador de uno de los edificios más famosos del mundo y disfruta de unas vistas únicas de la Gran Manzana a 320 metros de altura. ¡No te lo puedes perder!

Subir al Empire State, en pleno corazón de Manhattan, es una experiencia única e imprescindible para cualquier turista que visite Nueva York. 

Su imponente mirador de la planta 86, a 320 metros de altura, cuenta con un pabellón acristalado y una pasarela al aire libre desde donde podrás admirar, entre otros muchos iconos neoyorquinos, Central Park, el Puente de Brooklyn, el Edificio Chrysler o la Estatua de la Libertad.

Además, tendrás ocasión de descubrir su famoso hall de inspiración art-decó o visitar las exposiciones “Dare to Dream” y “Sustainability” sobre la historia, evolución y sostenibilidad del que fue edificio más alto del mundo hasta 1972.

Top of the Rock

Con este paseo por Central Park conocerás los secretos de una de las zonas verdes más bonitas de Nueva York.

El tour a pie por Central Park te permitirá conocer algunos de los lugares más emblemáticos del parque, como la famosa pista de patinaje que figura en numerosas películas estadounidenses o el lago situado junto a una pintoresca zona arbolada.

Estatua de la Libertad y Ellis Island

Zarpa desde Manhattan en un ferry hasta la Estatua de la Libertad, el símbolo de Nueva York. También a Ellis Island, donde podrás visitar el Museo de la Inmigración.

Dirigete al Embarcadero A de Battery Park para embarcar en un ferry que te llevará hasta uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad que nunca duerme: la Isla de la Libertad. A lo largo de la travesía podrás disfrutar de audioguía con comentarios grabados en español para ir conociendo la historia del islote, que ha tenido distintas funciones a lo largo del tiempo.

Al desembarcar en la isla podrás ver de cerca la Estatua de la Libertad, un icónico Monumento Nacional, regalo de Francia en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia Estadounidense.

Tras disfrutar de la Isla de la Libertad, embarca de nuevo y pon rumbo a la cercana Isla de Ellis. En ella visita el Museo de la Inmigración, donde conocerás cómo era la vida de los trabajadores extranjeros que llegaban a Estados Unidos durante los siglos XIX y XX. Da también un paseo por la isla, en cuyas orillas obtendrás unas increíbles panorámicas de la Estatua de la Libertad y los rascacielos de Manhattan. ¡Imprescindible en todo viaje que se precie a Nueva York!

Entrada al MoMA

Adéntrate en la colección de arte moderno más importante del mundo en el MoMA, uno de los principales museos de Nueva York. ¡Déjate seducir por “La noche estrellada” de Van Gogh o “Las señoritas de Aviñón” de Picasso!

¿Qué esperar del MoMA?

Considerado por muchos como uno de los museos más influyentes del panorama artístico actual, el MoMA (Museo de Arte Moderno) es sin duda una visita imprescindible en Nueva York. Ubicado al sur de Central Park, este vanguardista edificio de seis plantas alberga 200.000 obras de arte entre las que destacan “La noche estrellada” de Van Gogh, “Las Señoritas de Aviñón” de Picasso o “La Persistencia de la Memoria” de Dalí.

Dentro del Museo de Arte Moderno tendrás la oportunidad de hacer un recorrido por la escultura, el cine, el diseño y la fotografía más representativa de los siglos XIX, XX y XXI. Se trata de un museo para todas las edades, donde identificarás fácilmente obras de artistas de reconocida fama mundial como Frida Kahlo o Jacob Lawrence.

Si quieres explorar las obras más interesantes del MoMA, visita las plantas cuarta y quinta, donde encontrarás algunos de los cuadros de arte moderno más famosos de la historia, como las famosas “Latas de sopa” Campbell de Warhol o “Number 31” de Pollock.

Museo Metropolitano (Met)

Piezas de Egipto, Grecia y Roma, pintura europea… La colección del Metropolitan Museum of Art de Nueva York es única. ¡Accede sin colas a sus tres sedes!

¿Qué es el Met?

El Metropolitan Museum of Art, conocido popularmente como Met, es uno de los museos sobre historia, arqueología, escultura, pintura y artes decorativas más destacados de Nueva York. La importancia y amplitud de su colección hacen de este lugar una de las visitas imprescindibles dentro de la gran oferta cultural de la ciudad que nunca duerme.

Sedes del museo

La exposición permanente del Met es tan heterogénea que sus diferentes piezas arqueológicas y obras maestras del arte están distribuidas en tres edificios diferentes de Nueva York:

The Met Fifth Avenue

Situada en plena Quinta Avenida, junto al lago de Central Park, esta es la mayor sede de las tres. Su colección alberga numerosas piezas de la historia de la humanidad, desde el Neolítico hasta la Edad Contemporánea: sarcófagos y reconstrucciones de templos del Egipto faraónico, vasijas de la Grecia Clásica, esculturas de la Roma Imperial, armaduras de la Edad Media, obras de arte islámico…

Tampoco puedes perderte la pinacoteca de este museo, donde encontrarás lienzos de artistas tan destacados como Rafael, El Greco, Velázquez, Goya, Van Gogh o Picasso.

The Met Breuer

Esta sede del Met, ubicada en Madison Avenue, está dedicada al arte moderno y contemporáneo. En sus salas puedes conocer cómo ha evolucionado la pintura desde comienzos del siglo XX hasta nuestros días.

The Met Cloisters

Localizado en el Fort Tryon Park de Nueva York, The Met Cloisters es un museo donde puedes visitar las reconstrucciones de varios claustros y abadías medievales europeas. ¡Imprescindible para los amantes de la historia, el arte y la arquitectura!

Buena parte de estas abadías proceden de Francia, pero también encontraras algunas piezas provenientes del municipio segoviano de Fuentidueña. Además, también merece la pena visitar este museo por sus jardines de inspiración medieval, todo un remanso de paz y tranquilidad en la siempre ajetreada vida de Nueva York.

Cataratas del Niágara

Descubre el espectáculo natural de las cataratas del Niágara. ¡Sus impresionantes saltos de agua te dejarán sin palabras!

Durante el trayecto disfruta de los bellos paisajes septentrionales de Norteamérica.

Desde distintos miradores, contempla los considerados “saltos de agua más famosos del mundo”. ¿Cuál es el origen geológico de este fenómeno natural? ¿Cuántos metros cúbicos de agua alberga cada cascada? ¿Qué películas se han rodado en este asombroso lugar? Conoce estas y otras muchas más curiosidades de las cataratas mientras contemplas sus paisajes.

Cruza al lado canadiense para disfrutar de la panorámica y de tiempo libre para comer.

One World Trade Center

El One World Trade Center es, con sus 541 metros (incluida la antena), el edificio más alto del hemisferio occidental. Disfruta de las principales instalaciones que componen el complejo:

One World Observatory: es el punto más alto del edificio, con sus miradores panorámicos en 360 grados situados en las plantas 100, 101 y 102. Desde este punto se contemplan unas increíbles vistas de la isla de Manhattan y del skyline de Nueva York.

Ascensores Sky Pod: el edificio cuenta con cinco de ellos, los cuales ascienden a la planta 102 en menos de 60 segundos. Mientras dura este breve trayecto, diversas luces Led proyectarán en la cabina una recreación de Nueva York desde el año 1500 a la actualidad.

See Forever Theatre: en él disfrutarás de una proyección de dos minutos con imágenes de Nueva York a vista de pájaro.

City Pulse: se trata de un panel multimedia que permite interactuar con los barrios neoyorquinos y sitios de interés que se observan desde este punto de la torre.

Sky Portal: esta plataforma circular de casi 5 metros de anchura combina imágenes en HD y en tiempo real de las calles que se encuentran bajo esta superficie acristalada.

Gulliver’s Gate

¿Cómo te sentirías caminando por Roma o Pekín si fueras un gigante? Disfruta de su increíble mundo de miniaturas.

¿Qué es Gulliver’s Gate?

En la primavera de 2017 abre sus puertas en Nueva York el Gulliver’s Gate. Al igual que el personaje de la famosa novela de Jonathan Swift, Siéntete como gigante visitando las numerosas maquetas de ciudades en miniatura como Roma, París, Buenos Aires o Pekín, entre otras muchas.

Las reproducciones de monumentos están cuidadas al máximo, recreando hasta el más mínimo detalle. Además de increíbles maquetas, en el Gulliver’s Gate encontraras trenes en miniatura que discurren por diferentes estaciones.

La entrada incluye una llave que te permitirá interactuar con las maquetas: desde encender las luces de los edificios hasta mover los coches que hallaras por estas calles en miniatura. Los vehículos están tan logrados que hasta llegaras a creer que te has convertido en gigante.

La visita también te permitirá aprender las costumbres de los diferentes pueblos del mundo, ya que todas las maquetas están acompañadas de pequeños personajes a escala que visten los trajes típicos de su ciudad, país o región.

Museo Guggenheim

Guggenheim nació en Filadelfia en 1861 y, tras triunfar a la cabeza de la empresa familiar, dedicada a la minería, comenzó a desarrollar su pasión por el arte moderno a partir de 1926. En 1930 y aconsejado por Hilla Rebay, su asesora de arte, adquirió 150 obras de Kandinsky dando comienzo a su gran colección.

El edificio

Después de 16 años de bocetos, planos y obras, cuando el edificio se inauguró el 21 de marzo de 1959, su arquitecto, Frank Lloyd Wright, fue atacado por crear una obra de arte capaz de eclipsar la exhibición que acogería en su interior.

Con su famosa espiral, el edificio ha ido sufriendo diversas ampliaciones y remodelaciones a lo largo de los años, la más moderna a finales de 2008, cuando se preparó el edificio para su 50 aniversario.

Hasta la finalización del nuevo edificio, la exhibición estuvo ubicada en el Museo de Pintura No Objetiva en la calle 54. Tres años después de la muerte de Salomon R. Guggenheim, en 1949, el museo adquirió el nombre de su fundador.

Colección

La colección del museo se ha ido ampliando con el paso de los años y se compone de obras de autores como Marc Chagall, Vasily Kandinsky, Piet Mondrian, Pablo Picasso, Edouard Manet o Vincent van Gogh.

Debido al limitado espacio y al intercambio de obras con los otros museos Guggenheim del mundo, la exposición del museo cambia varias veces al año. Para conocer lo que exhibe el museo en cada momento, lo mejor es echar un vistazo a su página web.

Fotografía: Cortesía Civitatis Nueva York

 

Anuncio

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: