Roger Waters regresa a Guadalajara después de once años

En 2006 se expusieron unos rumores acerca de la visita del genio creativo de Pink Floyd a nuestro país, que resultaron ser ciertos con el memorable

Cigarettes After Sex en Guadalajara por primera vez
Luz Record presenta a Tony Ochoa – Disculpe Usted
Manotas presenta: Hijo del Trueno

En 2006 se expusieron unos rumores acerca de la visita del genio creativo de Pink Floyd a nuestro país, que resultaron ser ciertos con el memorable concierto en el Estadio 3 de Marzo a su 90% de capacidad e interpretando de inicio a fin el disco Dark Side Of The Moon.

Tras una larga espera de once años, Roger Waters regresó a Guadalajara para celebrar los 40 años del majestuoso Animals, una de las producciones más agresivas del cuarteto británico, así como para promocionar su más reciente material en solitario, Is This the Life We Really Want?

Con taquilla agotada el 4 de diciembre en Arena VFG, la que fue modificada por la alta demanda de boletos, Waters es artista de estadios, se amplió con dos secciones de gradas, asistieron cerca de 17 mil personas.

Por el gran tráfico en carretera a Chapala, el concierto comenzó 40 minutos tarde, aún así, el espacio estaba vacío. Por todo el armado de la gran producción de Waters, la VFG se mostraba bastante elegante, un sistema envolvente fue puesto por todo el lugar. El clásico latido de “Speak To Me”, y las risas grabadas, fue la presentación del inglés de 75 años, Roger Waters, voz, bajo, escritor, compositor, arreglista, conceptualista de Pink Floyd. “Breathe”, “One These Days”, “Time”, “The Great Gig in The Sky”, interpretada por Lucius. “Welcome To The Machine”, reforzadas con imágenes en una enorme pantalla 4K. Roger, con una energía envidiable, caminando y trotando de extremo a extremo de la tarima y golpeando fuertemente su bajo como si fuera 1977. En los teclados Jon Carin, que participó con Pink Floyd de 1987 a 1995, y con Waters desde 1999. “Another Brick in the Wall part. 2”, para seguir con un intermedio de 20 minutos. Era el momento de la celebración de Animals, justo en medio de la arena las pantallas rolio con proyecciones de 12 k, la hidroeléctrica portada de este álbum se hizo presente. “Dogs”, “Pigs”, momento cumbre de la noche con el cerdo volador. “Money”, “Us And Them”, “Smell the Roses”, “Braian Damage”. Con unos enromes lásers, se conformó el triángulo de la portada de Dark Side Of The Moon con “Eclipse”. “Mother” y cerrar con “Comfortably Numb”, momento en que Roger se bajó a saludar a los presentes de la primera fila. A diferencia de su concierto en Ciudad de México, Waters no entro en polémicas y citas políticas, fue un concierto fluido, dedicado a la música para disfrutar de una de las puestas en escena más espectaculares de los recientes años.

En estos tiempos en que las grandes figuras del rock anuncian sus despedidas, no es de extrañarnos que esta sea la última gran gira de Roger Waters, anulando todo sueño de una reunión con sus viejos compañeros de Pink Floyd.

Por: Héctor Castro Aranda

 

Anuncio

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: