Estrella de Game of Thrones Nikolaj Coster-Waldau va al Amazonas con PNUD para conocer la historia real de los incendios

United Nations Development Programme "Cuando vi esas imágenes del Amazonas en llamas, como todo el mundo me sentí conmocionado, impotente y enojado

En vivo desde El Met de Ny AKHNATEN (PHILIP GLASS)
Crystal, la magia del Cirque du Soleil en Guadalajara
Conoce el TESORO de LOS BARTOLINA, primer sencillo y video-clip de su nuevo disco GRAN PEZ

La estrella de Game of Thrones y Embajador de Buena Voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el  Desarrollo (PNUD) Nikolaj Coster-Waldau acaba de regresar de un viaje de investigación a Perú, donde recorrió en profundidad las selvas del Amazonas con el organismo de Naciones Unidas para llegar al fondo de las causas – y los efectos – de los incendios. Su misión también permitió conocer los efectos del cambio climático en las comunidades remotas que viven en el Amazonas.

United Nations Development Programme

«Cuando vi esas imágenes del Amazonas en llamas, como todo el mundo me sentí conmocionado, impotente y enojado. No tenía sentido para mí», dijo Coster-Waldau. «Es por eso que quise ir a Perú y descubrir por qué se está incendiando el Amazonas».

Lo que Coster-Waldau descubrió es que la deforestación en el Amazonas peruano, al cual se atribuyen los incendios, puede tener su origen en las inequidades económicas y sociales que enfrentan las comunidades que viven allí.

Las comunidades aborígenes y locales tienen un papel clave en proteger el bosque tropical del Amazonas, que cubre más del 60% de Perú y es esencial para nuestro planeta porque alberga alrededor del 20% del agua dulce en la Tierra.

Sin embargo, en el Amazonas peruano, muchas de estas comunidades también padecen altos niveles de pobreza y desigualdad y carecen de infraestructura y recursos básicos. La mayoría son pequeños poblados agrícolas o de pescadores cuyos residentes viven del bosque, y que con frecuencia dependen de deforestar sus terrenos para cultivar alimentos y ganarse la vida.

«Lo que hallé cuando viajé a Perú es que los incendios en el Amazonas, la deforestación, es algo increíblemente complejo. Pero el núcleo central de la cuestión es la desigualdad social», aseguró Coster-Waldau.

«Conocí a comunidades aborígenes y me explicaron el terrible dilema que enfrentan: son granjeros. Necesitan cultivar, no para obtener una gran ganancia sino tan solo para alimentar a sus familias», dijo Coster-Waldau. «Estas comunidades con frecuencia viven en la pobreza extrema y tienen una elección imposible: son los guardianes del Amazonas, pero a la vez no tienen más opción que despejar secciones del bosque para plantar cultivos que les permitan sobrevivir».

«Los problemas que enfrentan las comunidades aborígenes en el Amazonas son una ventana a no solo los efectos del cambio climático, que se intensificaron en los últimos 20 años, sino a una de sus mayores causas: la desigualdad», afirmó Coster-Waldau.

«Si no abordamos la desigualdad a escala global, no podremos resolver la cuestión del cambio climático. Es complejo, pero hay esperanza. Tenemos los recursos, la tecnología. Tan solo debemos hacerlo. Debemos reunirnos como personas, comunidades, naciones. Si lo hacemos, podemos resolver el problema».

«Los desafíos del desarrollo son complejos, y en Perú, donde se encuentra la segunda mayor parte del bosque del Amazonas, tenemos que buscar soluciones integrales que garanticen que las comunidades vulnerables puedan acelerar su progreso hacia la igualdad y resiliencia ante el cambio climático», afirmó María del Carmen Sacasa, Representante Residente del PNUD en Perú.

El PNUD apoya a gobiernos, el sector privado y las comunidades en sus esfuerzos para reducir la deforestación y abordar el cambio climático en el Amazonas peruano. En línea con el marco de políticas nacionales del Perú, el PNUD y sus socios dan respuesta a las causas raíz de la degradación ambiental a través del apoyo a acciones de gobierno inclusivas, al brindar asistencia técnica para estimular el crecimiento económico sustentable y medios de vida que no se vean afectados por el clima, y al facilitar asociaciones entre varios grupos de interés para alinear al sector financiero público y privado en apoyo del desarrollo sostenible.

El PNUD se asocia con personas en todos los niveles de la sociedad para ayudar a construir naciones que puedan soportar crisis, e impulsar y sostener el tipo de crecimiento que mejora la calidad de vida de todos. Con presencia en casi 170 países y territorios, ofrecemos perspectiva global y conocimientos locales para ayudar a empoderar vidas y construir naciones resilientes. www.undp.org .

FUENTE: United Nations Development Programme / prnewswire

Anuncio

COMMENTS

A %d blogueros les gusta esto: